Camila Ruy. Artes Nómadas

Dí con Camila ya que una amiga y residente en A Tutti publicó una foto con uno de sus collares y me quedé atrapado con lo colorido que era.

A Camila por su parte, también le pareció buena idea contarnos un poquito más sobre ella: “Me parece una iniciativa increíble y la verdad que se agradece sobre todo cuando eres una marca pequeña empezando”

¿Qué materiales trabajas en tus joyas?

Mis piezas están hechas mayoritariamente en cuerdas, ya sea de escalada, de seda, algodón y algunas veces en nylon. Uso este material porque me encanta su estética, su variedad de colores y porque una de mis propuestas es trabajar con nudos, ya que tienen una simbología y un uso muy extendido en otras áreas, que en la joyería no es tan común. Me motiva el hecho de recrear y adaptar conocimientos existentes de otras áreas. Es una fuente de inspiración en mi proceso de creación. Además, es un material súper ligero que permite hacer collares grandes y llamativos, pero extremadamente cómodos, ya que no pesan nada. Por último, comentar que los acabados y otras piezas metálicas que uso suelen ser de Zamak, que es una aleación hipoalergénica, con un baño muy fino de plata u oro, que permite que la estética sea bonita, la resistencia ideal y que no reaccione con la piel.

Dices que te inspiras en viajes y culturas, ¿Cuáles serían las que más te impactaron?

Sí, la propuesta del proyecto como un todo es que viajemos juntos (creador y usuario) y que nos expresemos de forma única. Creo que el entorno y la cultura donde vivimos nos influencia en todos los aspectos de la comunicación, y la vestimenta es uno de ellos. Por esto busco representar elementos de otras culturas en cada pieza, ya sea a través del color, de la forma, o del propósito. Esto para mi es una oportunidad de que nos expresemos de forma auténtica en un mundo tan globalizado. Pero un dato importante es que no todas las piezas se basan en sitios que yo haya visitado, algunas se crean sobre mis ganas de poder conocer estos lugares, y uso la bisutería como una herramienta para hacer viajar mi imaginación a estas culturas. En estos casos cuento con la colaboración de amigos y personas cercanas que sí que han experimentado estas culturas. Pero contestando directamente a tu pregunta, jeje, creo que todos los viajes me impactaron muchísimo, me siento una ciudadana del mundo y me es difícil elegir uno, pero sin duda una cultura que me llama mucho la atención son los Bereber, conocidos como hombres libres. Pude tener un pequeño contacto en un viaje a Marruecos, y me admira mucho que mantengan sus tradiciones y este estilo nómada en los tiempos que corren. También puedo decir que me encanta España que es el sitio donde elegí vivir de momento.

¿Elaboras accesorios por encargo?

Sí, aunque el proceso más natural suele ser crear la pieza y luego personalizar colores, en alguna ocasión hago piezas sobre encargo. La verdad es que en general las personas quieren ser guiadas en este proceso y quieren que las inspires, pero también hay gente que tiene muy claro lo que quiere, y en estas ocasiones toca el reto de cumplir con las expectativas.

¿Haces envíos? 

Claro que sí. Hago envíos a España, y Europa en general, aunque incluso hice alguno a Nueva Zelanda. Hoy en día se agradece la facilidad de las redes de llegar a muchos sitios y de los servicios de transporte para poder hacerlo en condiciones relativamente económicas. Una ventaja del material que utilizo en mis piezas es que no pesa nada, y esto ayuda a viajar más lejos con un coste asequible.

¿Qué es lo más gratificante de tu trabajo?

Pues sin duda encontrar con otras personas que se identifican y aprecian las piezas que creas. Es como encontrar una media naranja a cada encargo, porque ves el resultado de tu proceso creativo y de las expectativas y emociones que ha implicado la confección de cada pieza, culminar en otra persona. Saber que lo disfrutará, que lo llevará y que se estará expresando de una forma única le da sentido al proyecto.  Además, he tenido la oportunidad de conocer gente muy maja y eso es muy gratificante.

Camila, cuéntanos un poquito de tu background, de dónde vienes, cómo acabaste dedicarte al mundo de las joyas, si es un hobby, si hay una formación específica detrás.

Bueno mi historia con la joyería/bisutería empezó muy pronto. De pequeña con mi hermana siempre estuvimos muy involucradas en todo tipo de manualidades, e incluso teníamos como una pequeña tienda en la puerta de casa que vendíamos pulseras y diademas a las vecinas. También nos encantaba regalar las cosas que hacíamos cuando visitábamos a nuestros amigos y familiares. Durante la adolescencia el hobby siguió y empezamos a hacer piezas más complejas, pero exclusivamente para nuestro uso.

Luego con la carrera, estudie Ingeniería Forestal, este hobby se quedó un poco aparcado, aunque puedo decir que usaba un collar mío, todos los días del principio al fin de mis estudios. Era como un amuleto, y me encantaba porque quedaba bien con todo.

Pero como contaba este hobby quedó apartado, empecé mi vida laboral, me mudé a España y me vi envuelta en una rutina muy intensa de trabajo, que un día decidí romper, repensar cual era mi propósito y qué me hacía feliz, y decidí empezar una nueva etapa junto con mi pareja donde pudiéramos dedicarnos a lo nos hace sentir vivos. Así nace Artes Nómadas, que une dos pasiones, los viajes y la joyería como forma de expresión.

Actualmente, con la pandemia, una parte fundamental del proyecto, que es la parte nómada, está en “stand by”, pero esperamos poder arrancar pronto =) Así que adelantamos que vienen novedades y que este proyecto ganará más componentes.

¿Sobre qué rango de precios podríamos estar hablando para adquirir tus piezas?

Los precios varían por tipo de pieza, pero son económicos para las piezas exclusivas que suelen ser, cada diseño se reproduce como mucho en otro color, o en una escala muy pequeña, es decir, de 2 a 3 piezas iguales, nunca más que esto.

– En collares que es mi punto fuerte, los precios varían de 30 a 50 €, suelen ser piezas grandes y cosidas a mano
– En pulseras y pendientes los precios rondan los 15 €

¿Hay alguna línea/serie o pieza a la que tengas especial cariño? Y por qué?

Parecerá mal si digo todas, ejeje, pero es así. Cada creación es un momento y un pedacito de mí. Por elegir una, me encanta el collar Croacia. Para mi es el diseño más diferente y original que hice, y me hace muy feliz saber que nunca he visto nada parecido a este collar que es único en su esencia. 

¿Eres más de dulce o salado?

Digo dulce, pero en concreto el chocolate. No me gusta el azúcar como tal si no que me muero por cualquier cosa que lleve chocolate. Si no fuera por eso, sería más de salado, sin duda.

¿Destino al que te gustaría ir después de esta pandemia a por más fuentes de inspiración?

Te digo unos cuantos, porque me gustaría recorrer el mundo en furgoneta, así que pararía por todos los destinos en el camino de España a Australia. A ver si es posible. Pero destacaría India y China, porque me llama mucho convivir y experimentar su cultura tan ancestral. 

¿En qué tipo de mujer piensas? Digamos que querría saber si tienes como un público objetivo? ¿Hay o habrá accesorios masculinos?

Pienso en personas confiadas, empoderadas, que se expresen más allá de la moda reinante en el momento, y eso para ser más objetiva, creo que sube un poco la edad de mi público. Porque al final cuando somos más jóvenes, yo incluida, solemos tener más inseguridades y estar más influenciadas por el entorno. Pienso que en el proceso de empoderamiento los años y la experiencia ayudan mucho. Pero no es una regla ni me limito a ello. Creo en las almas libres y pienso que poco a poco nos vamos encontrando. Aunque me dirijo a mujeres mayoritariamente, sí que me gustaría incluir piezas masculinas, o mejor dicho, evolucionar mi diseño para que sea unisex, sí es que actualmente no lo es.  No me gusta mucho esta división porque se limita a la categoría de lo que se hace y no al significado que tiene, es decir, que los collares rosas son de mujer, por ejemplo. La verdad es que si un hombre se identifica con un diseño mío y con lo que expresa, no veo que haya limitación alguna para llevarlo.

¿Playa o montaña?

Playa para vivir.  Montaña para pasear y superar limites =)

¿Qué no puede faltar sobre tu mesa de trabajo?

Un poco de caos, además de mis alicates. Todas las cuerdas mezcladas y poder sobreponer y tocar los materiales para mi es esencial en el proceso de creación.

¿Quieres saber más sobre Camila y su trabajo?:

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s